CHELSIE LORAINE


Chelsie Loraine, Cybergirl de la Semana del 22 de Noviembre

Chelsie Loraine es la Cybergirl de la Semana del 22 de Noviembre. Olvidaos de los Seahawks. El real líder en el oeste es Chelsie y su equipo de futbol de lencería, Seattle Mist. “Llevo el futbol en mi ropa interior”, comentó Chelsie. “Es una liga muy completa… para las señoritas y cada una que participa se lo toma de forma muy seria. La mayoría de nostras estamos involucradas en algún deporte universitario. Corro campo a través o en pista en Oregon”. Chelsie sigue corriente diariamente para conseguir beneficios para su equipo, y para el Cyberclub. “Llevo mi bambas de correr, allá donde vaya. Es un buen ejercicio que además hace tu cuerpo más fuerte.” Ella es vegetariana a la que le gustan mucho los dulces. “Siempre como saludable, pero normalmente tengo que comer chocolate cada día. No puedo vivir sin el dulce”.

f244463f178045a4431345ec95f9d025f.jpg f8d6c0b2178f06b89a19776eb565b0f65.jpg

fe53ffe8e27bd111b0b92f68b8a043147.jpg fd5a06c08e2b91bd4b943fd9d739a20a6.jpg

Bio Chelasie Loraine Bio:
Medidas: 86C-64-86
Altura: 1,65m.
Peso: 53Kg.
Lugar de Residencia: Seattle, WA.
Fecha de Nacimiento: 5 de diciembre de 1988.

Los hombres que mueven Marruecos


 

Oleadas de pateras, ataques a las policías en Melilla, la toma del islote de Perejil y el veto a la prensa española en el Sáhara. Cualquier suceso ocurre porque ellos lo deciden. El gobierno en la sombra del rey Mohamed VI controla desde el patrimonio de la familia real hasta los servicios secretos, la justicia islámica y el ejército. El hombre con más peso en la estrategia sobre España es un amigo de la infancia del rey con madre andaluza.

El rey Mohamed VI y sus asesores personalesEl rey Mohamed VI y sus asesores personales

La misiva llegó a cinco países el pasado 18 de junio con el membrete de Naciones Unidas, lo que daba a aquellas letras un carácter oficial. A lo largo de seis páginas, el enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental alertaba de que la situación en la ex colonia española era “insostenible”. El diplomático estadounidense Christopher Ross buscaba con esas líneas el apoyo de España, Rusia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia para abrir un nuevo proceso de negociación. Los destinatarios eran los cinco miembros del Grupo de Amistad con el Sáhara. El nombre es un eufemismo. De facto, estos cinco países son los encargados de velar por el cumplimiento de los acuerdos internacionales para la zona.

Con esa carta, la diplomacia española tenía un dilema sobre la mesa. En su mano estaba apoyar el nuevo proceso de paz para el Sáhara planteado por Ross, que comenzaría con reuniones en septiembre. Pero un gesto positivo podría soliviantar al Gobierno marroquí. Dos semanas después de la misiva, justo cuando el enviado de la ONU preparaba su viaje a España, aparecieron en la frontera de Melilla los primeros carteles contra las mujeres policías que custodian la frontera. A los pocos días, dos supuestas asociaciones civiles de Marruecos bloquearon el tráfico de mercancías entre Melilla y la vecina Nador y se incrementó el número de inmigrantes subsaharianos que alcanzaron a nado los acantilados de la ciudad.

¿Casualidad o una maniobra orquestada? Los expertos en seguridad lo tienen claro. “Solo hay que conocer realmente Marruecos para saber que allí nada se mueve sin permiso de la familia real y su gabinete de asesores”, explican fuentes de la inteligencia española. Desde su llegada al trono, en 1999, el rey Mohamed VI mantiene un gobierno en la sombra, un gabinete de asesores y oligarcas que controla desde las decisiones económicas del país hasta los servicios secretos. Una estructura que históricamente recibe el nombre de majzen y engloba en los escalafones intermedios a empresarios, altos oficiales, jueces islámicos, pachás, jefes de policía y alcaldes de las principales ciudades del país. Su cúpula, compuesta por los principales asesores del rey, es la que marca, junto al monarca, el rumbo de Marruecos. Y sobre ellos recaen también tanto las decisiones estratégicas sobre el Sáhara como el pulso de poder que mantienen con las autoridades españolas.

En esta estructura, un hombre cobra cada vez más peso como responsable de todo lo que tiene que ver con España: Fadel Benyaich. El compañero de clase de Mohamed VI en el Royal College de Rabat, con madre andaluza, suele encabezar las misiones comerciales que tienen como destino España y desempeñó por ejemplo un papel fundamental en el conflicto que el ejército marroquí generó al acampar en 2002 en el islote de Perejil, situado a ocho kilómetros de Ceuta y bajo soberanía española.

Los hombres que mueven Marruecos

La CORI se ha cabreado


Quim Monzó | 23/11/2010 | Actualizada a las 00:03h | Política

El partido de Ariel Santamaria y Carmen de Mairena acaba de presentar un nuevo video en el que aparece una chica con un sobre de los de las elecciones. Sin comerlo ni beberlo empieza a acariciarse el pectoral y a jadear, como a punto del orgasmo. Pero de repente se detiene, mira a la cámara y dice: “¡Estoy fingiendo. Montilla; no me jodas!”. Luego aparece el slogan y el logo de la CORI. Es una clara parodia del video del PSC de la semana pasada.

Elecciones Parlament Catalunya 2010


¿Un nuevo spot banal? No exactamente. La CORI se ha indignado y lo demuestra con ese spot. En estas elecciones ellos eran los payasos, los extravagantes, aquellos a los que los demás partidos despreciaban por grotescos e insustanciales. Si resulta que algunos de esos otros partidos se dedican a invadir su territorio y a recurrir a sus mismos métodos majaderos, es lógico que se molesten. La ordinariez era cosa exclusivamente suya. Tengan a bien respetársela, por favor.

Pornografia Politica


23/11/10 02:00 – Manuel Milián Mestre email protegit

“Vivim en la decadència inconscient, en la deriva final d’una època, en el més absurd dels teatres de crisi, quan el riu ens arrossega inexorablement
cap a la mar”

Altres articles de l’autor

El peix passat put. Quan un sistema social o polític erra, la seva ferum pot produir vòmits; depèn, en tot cas, de la densitat de l’error i de la percepció social de les seves conseqüències. Des de Sòcrates, Plató i Aristòtil ha estat així. Atenes s’esfondrà quan va immolar els seus savis, com Sòcrates, acusat de pervertir els joves. Ni el realisme aristotèlic ni el poder expansiu d’Alexandre el Gran van arranjar les coses. L’Imperi de Roma, fonamentat en el dret, va sucumbir a les barbaritats orgiàstiques, divorciat de la moral. Ni l’ètica de Marc Aureli, ni les realitzacions d’Adrià, ni l’estoïcisme de Sèneca van servir per a res. Roma es va afonar enmig de festins bàquics i orgiàstics. La veritat es podreix amb els escàndols de les autoritats i amb això es dilueixen el respecte, l’ordre i el poder de governar. Un nou sistema, basat en el cristianisme, orientarà Europa fins a l’arribada de la modernitat amb el Renaixement.

Tot sistema, aconseguit el zenit, inicia la decadència que només es retarda si hi ha moral política d’ordenar i controlar la societat. Si no es fa així, la societat es precipita en el caos. On falla l’autoritat, apareix el desordre, al qual succeeix la confusió, seguida del caos. És el punt final d’una era i l’aparició d’una altra, de vegades distinta. Suposa la degradació de la veritat, el deteriorament de la norma, la falsificació de les relacions socials. És l’imperi del relativisme, el dogma corrosiu de les resistències humanes i socials. Què passa ara amb la perversió de normes i conductes? Caminem cap al pou.

Els falsos ídols del relativisme i del materialisme ens apropen al caos, al marge dels shares de les audiències televisives. Condueixen els ciutadans a un neofeixisme rutilant de reacció primària (“Yo, por mi hija, mato” de Belén Esteban, venerada per audiències ignorants); indueixen el subconscient que el sistema perverteix; que tot és factible en la ignorància de normes i principis. Així no anem enlloc; tal volta a la II República Espanyola, o al brutal estadi d’entreguerres, preanunci del nazisme.

Els caos socials deriven en radicalisme reactiu dretà, o en radicalisme utòpic esquerrà. La gran crisi actual és molt més que econòmica; és del sistema estructural de valors, de civilització, i no se n’eixirà amb cataplasmes econòmics. Si el sistema financer ha fet figa, ha estat a causa d’haver romput els valors ètics fonamentals. Banca sense fiabilitat? Fiabilitat darrere lladrocinis impunes? Aquests gestors financers immorals, han estat tancats a l’ergàstul?

El disbarat friQUi de la campanya electoral catalana acreix la sensació de gran decadència i deteriorament final: candidats sense nord, sense idees, solucions i expectatives; llistes de mediocres; pobresa conceptual sense precedents, sense solucions; venda de la independència de Catalunya com a panacea; personatges còmics que denigren el mateix sistema; procediments publicitaris miserables (vídeos porno, tot invocant el sexe com a solució falsejada, oferta com a referència amoral); cretinisme d’alternatives asfixiant… Ningú parla de fórmules de regeneració o d’impulsos morals, ni s’afronta el discurs de la injustícia fiscal o distributiva, la corrupció, la urgència de recobrar l’autoritat? Massa silencis, sens dubte. Ni Cicciolina fou un model democràtic, ni ho és Carmen de Mairena.

Vivim en la decadència inconscient, en la deriva final d’una època, en el més absurd dels teatres de crisi, quan el riu ens arrossega inexorablement cap a la mar, segons Las coplas de Jorge Manrique. ZP reconeix que no sap on anem, i alguns ciutadans estimen que la solució rau a posar una comporta (la independència) que les pluges i el riu desbordaran. Tanta mentida, tanta obscenitat política és l’evidència d’una pornografia moral que cristal·litza en política. Cal llegir S. Zweig a les seves memòries (El món d’ahir). Aleshores s’entenen moltes coses.