¿De Collateral Murder a la portada del Hola? – Anna Grau – corresponsales de abc


 

¿De Collateral Murder a la portada del Hola?

  • 29 Noviembre 2010, 22:07

En esencia es puro cotilleo. Lo último de Wikileaks, quiero decir. Tiene el morbo de parecer que se entra en los pensamientos más íntimos del imperio, pero ni siquiera. Algunos de los análisis más polémicos que salen a la luz los firman embajadores que no sabemos si convencieron a Washington de pensar lo mismo que ellos. En la mesa de un secretario de Estado, no digamos de un presidente, pueden llegar a acumularse muchos informes y cables contradictorios, y ninguno de ellos presagia ni el criterio final, ni la última decisión.

Por otro lado, ¿quién, sin necesidad de ser diplomático ni espía, no se ha puesto las botas en alguna ocasión hablando de Berlusconi, de Putin, de Ahmadinejad, y sí, también de Zapatero? ¿Hacía falta ser americano para darse cuenta de que la retirada de Irak fue una cuestión de política interna? Peor sería que en Washington se creyeran que ZP hacía lo que hacía porque era admirador de Saddam Hussein.

Luego están los intríngulis de cómo se deciden ciertas cosas: la recogida de información en la ONU, la recogida de apoyos para sancionar a Irán. Taza tras taza de sopa de ajo. Que la cara oculta de la diplomacia siempre es más picassiana que la oficial y que ciertas normas están más para invocarse que para cumplirse lo sabe o lo debería saber todo el mundo. En Estados Unidos y en la isla de Kiribati.

Otra cosa es si todo el mundo sabe, insisto, qué pretende Wikileaks. Esto quién lo paga y por qué. Julian Assange sigue negándonos la transparencia sobre su organización que impone a otras, no siempre con argumentos demasiado claros. Pues la calidad de las filtraciones o por lo menos su incontestabilidad ética, si se miran en perspectiva, no ha hecho más que menguar.

Empezaron con Collateral Murder, el vídeo de un helicóptero del ejército de Estados Unidos desde el que se abre fuego contra civiles y contra periodistas en medio de Bagdad. Hay una persona en la cárcel y pendiente de juicio por la filtración de ese vídeo, pero su interés informativo era incontestable.

Luego vinieron los documentos de la guerra de Afganistán. Aquello ya era mucho menos específico y mucho más amogollonado, dificultando la percepción nítida de la información realmente nueva por parte del gran público. Se mezclaban lo sensacional con lo anecdótico, lo impepinable con lo opinable. Por ejemplo se daba por bueno que la inteligencia paquistaní alternaba con Al Qaida (que a lo mejor es cierto) sólo porque lo decían los de la inteligencia de al lado, la afgana, con la que no se pueden ni ver. Era todo un lío.

Pero por lo menos en aquel caso emergían algunos elementos bien relevantes y punzantes, como la tendencia gubernamental a minimizar el número de bajas civiles en una guerra o la verdadera naturaleza de las misiones paramilitares de la CIA en Afganistán. Dicho lo cual, por cierto, no pasó nada más allá del generalizado ooooooh. ¿Alguien ha perseverado en el análisis y en la crítica, más allá del colocón de información secreta, del subidón que al parecer da enterarse de cualquier secreto, el que sea? Como si la información no fuera un derecho (y un deber) sino un vicio. Y Wikileaks fuese el camello.

Siguió la filtración de Irak, esta ya tan mastodóntica que directamente no había por dónde cogerla ni por dónde empezarse a enterar de verdad de nada. Se mezclaban churras con merinas, casos de torturas a manos de las fuerzas de seguridad iraquíes como si fueran de las fuerzas de seguridad americanas, o como si estas, enteradas de que las otras torturaban, hubieran tenido que hacerse responsables. Lo cual de acuerdo con la legalidad internacional es estrictamente cierto. Pero una vez más, nadie lo cumple. Sin ir más lejos, si se cumpliera, ¿cómo alguien habría podido estar en contra de invadir Irak en primer lugar, siendo Saddam Hussein un asesino y un torturador confeso?

Y sin embargo en todas y cada una de estas filtraciones se podía por lo menos invocar que se estaba sacando a la luz información a vida o muerte. Que se le estaba explicando a la gente cómo se hace de verdad la guerra. ¿Qué excusa hay para revelar que Hillary Clinton pidió informes sobre la salud mental de Christina Kirchner? ¿Qué excusa habrá para la próxima que se les ocurra? ¿Acabará Wikileaks emulando a los Papeles del Pentágono, o a las exclusivas del Hola?

¿De Collateral Murder a la portada del Hola? – Anna Grau – corresponsales de abc

Tardà titlla de “corrupte” el Tribunal Constitucional


 

PLE DEL CONGRÉS

Tardà titlla de “corrupte” el Tribunal Constitucional

Bono li demana al diputat d’ERC que reflexioni l’abast de la seva afirmació

EFE

Madrid | Actualitzada el 02/12/2010 11:10

El diputat d’ERC Joan Tardà ha assegurat que el Tribunal Constitucional és “corrupte en les seves funcions” durant un debat en el ple del Congrés. El president de la Cambra, José Bono, li ha demanat que reflexioni “durant alguns minuts” sobre l’abast de la seva expressió per si preferia retirar-la.

Tardà, que ha fet aquesta afirmació durant el debat de les propostes de resolució que els grups parlamentaris han presentat a les Memòries del Consell General del Poder Judicial, ha aprofitat per referir-se als quatre nous membres del Tribunal Constitucional escollits ahir pel Senat. Entre ells figura l’expresident del Tribunal Suprem Francisco José Hernando, a qui Tardà ha qualificat de personatge “nefast” i fomentador de la “catalanofòbia”.

El diputat d’ERC ha recordat que Hernando va dir que fer aprendre català als jutges a Catalunya no tenia sentit perquè era el mateix aprendre aquesta llengua que aprendre a ballar sevillanes.

Tardà titlla de “corrupte” el Tribunal Constitucional