Sincrotrón Team


Si no se gana la Liga, ¿para qué demonios sirve el campeonato de invierno?

Artículos | 17/01/2011

Sergi Pàmies

Sergi Pàmies

0 Contra la humedad y el frío ambiental de ayer, el Barça propuso una primera parte espectacular, ferozmente ofensiva. Sin esperar ni un minuto para dejar claras sus buenísimas intenciones, calentó los ánimos de la grada con la eficacia de una vitrocerámica de inducción: sin resistencia. Acelerando su discurso, ya de por sí veloz, el equipo elevó la combinación a categoría de arte. Tanta movilidad anuló e intimidó al rival, eso sí, sin humillarlo. El abanico de determinación atacante exhibido ayer, obsesivo y hambriento, reforzado con velocidad y técnica, completa un repertorio geométrico que, aunque parezca increíble, sigue creciendo.

Si miramos atrás, vemos que la perseverancia que en su bautizo prometió Guardiola es una seña de identidad que se puede aplicar a todas las facetas del juego. Se persevera pensando, buscando a los compañeros, que tienen que ofrecerse para no quedar en evidencia (¿se imaginan a Hleb y a Gudjohnsen en este equipo?), presionando en la recuperación y en la creación, anticipándose a lo que pueda ocurrir y manteniendo una estructura de apoyos que refuerza el esqueleto del equipo sin que parezca afectarle la cantidad de jugadores rivales replegados en su propio campo.

Para el espectador, los estímulos también se multiplican. Se accede a una privilegiada forma de placer, tan compleja que te pasas los partidos con una sonrisa nerviosa e idiotizada, sin dar crédito a lo que estás viendo, y te hartas de abrazar a propios y a extraños (en mi vida había abrazado a tantos futboleros como en estos últimos años). Al jugar a tanta velocidad, la atención requerida se vuelve más exigente. Si en otros tiempos el Camp Nou era silencioso por desconfianza preventiva, ahora su banda sonora tiende a la onomatopeya de oh, ah, uy y otras manifestaciones de expresividad mamífera felizmente compartidas. Los suspiros son admirativos y no de resignación y, en algunos momentos, resulta imposible animar y admirar al mismo tiempo.

Tampoco hay tiempo para teorizar. Y lo más admirable es que no se trata de un virtuosismo individual –que también– sino de una excelencia colectiva que mejora la predisposición anímica de la afición y que enriquece su paladar futbolístico. ¿Que ya me estoy poniendo un poco pesado con tanto elogio? Vale. Freno (pero que conste que, si fuera por mí, continuaría).

Hablemos de otras cosas para que no se diga que insisto demasiado en las maravillas de esta semana. Tranquilos, no hablaré de José Mourinho ni de ‘Punto pelota’, las obsesiones más enfermizas –e incomprensibles– de un sector del barcelonismo. Llevo tiempo escuchando que Messi juega “de falso nueve”. Es una expresión muy gráfica pero que invita a una reflexión inmediata: si los falsos nueve son así de eficaces, ¿qué están esperando los verdaderos nueve para pasarse al bando de los falsos?

Otra expresión corriente que circula cada vez más en los ambientes culés. “Tomará la decisión en ‘clave Barça’”, o “Hay que pensar en ‘clave Barça’”. Así como lo del “falso nueve” tiene una utilidad, ya que simplifica una idea más compleja, lo de “en clave” es una cursilada pariente de aquella ya superada “a nivel de” con la que tanto se nos castigó (recuerdo a un vendedor de muebles de la calle Mallorca que, cuando un cliente entraba en su tienda y le decía que estaba buscando una butaca, respondía: “La vol a nivell de menjador o a nivell de terrassa?”).

Y, finalmente, la bobada del campeonato de invierno. Basta. Prou’. Lo importante es jugar así y ganar y, por supuesto, mejor ir primero que segundo. Pero, al final de una temporada, si a un equipo que no ganase la Liga le diera por justificarse diciendo que, a mediados de enero, fue campeón de invierno, haría el ridículo.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s