"Bahréin ha pasado muy rápido del camello al Ferrari"


Mo Segura,recién huida de Bahréin

Victor-M Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet

26/02/2011

 

VÍCTOR – M. AMELA

Me llama Mo (Montse) Segura, recién llegada de Bahréin, aún nerviosa por la situación del país, por ver truncada su plácida vida oriental y por tener todavía a su marido allí, Jon Tugores. He querido oír su testimonio en caliente. Jon ha proyectado para la reina un gran edificio, el Bahrein Convention Hall, ahora a la espera de mejores tiempos. Mo ha vuelto a Terrassa para impulsar desde aquí el estudio Jon Tugores + Arquitects, aunque dispuesta a volar al pequeño país del golfo Pérsico –o a donde haga falta– para seguir la aventura de la vida con su marido y sus hijas, por muy incierto que pueda parecer el mundo: “Pensemos globalmente y actuemos localmente” es la filosofía familiar.

Llega de Bahréin…

Salí de allí hace una semana.

¿Por qué?

Por las manifestaciones, tanques, toque de queda… Mi pareja y yo temimos ver agudizarse el conflicto y quedarnos bloqueados, y como tenemos dos hijas pequeñas…

Ya están aquí.

Muchas embajadas aconsejaban a sus ciudadanos no moverse, pero… El trayecto desde casa hasta el aeropuerto es de diez minutos, y tardamos una hora: miles de personas pitando, con banderas, gritando…

¿Qué gritaban?

Eran suníes, y estaban contentos: increpaban al rey y a la élite chií. La mayoría de la población, la más desfavorecida, es suní.

¿Llegaron sin más sobresaltos?

Sí, apreté las manos de mis niñas y fingí que se trataba de la celebración de una victoria futbolística. Mi marido se ha quedado allí.

¿Qué hacían en Bahréin?

Hace un par de años nos instalamos allí, por compromisos laborales de mi marido…

¿Qué compromisos?

Es arquitecto, y recibió un encargo de la más joven de las cuatro esposas del rey Hamad bin Isa al Jalifa: un palacio para bodas.

¿Perdón?

Sí, a la reina le hacía ilusión ese centro, y el estudio de arquitectura de mi marido proyectó un edificio más polivalente, para albergar distintos tipos de celebraciones, presentaciones de coches de fórmula 1… Tendrá la superficie de dos campos de fútbol, y ya está aprobado.

¿Las revueltas le afectarán?

El rey no pasa por el mejor momento para desplegar ese gasto: el proyecto ha quedado temporalmente en espera…

¿Volverá aquí su marido?

Decidimos instalarnos en Bahréin mientras esperábamos el desarrollo del proyecto, y entretanto mi marido trabaja como piloto de aviación.

Arquitecto… ¿y piloto?

Sí, pilota un Airbus 320 de la compañía Gulf Air. La verdad es que Bahréin es ideal para viajar, porque está cerca de destinos maravillosos: Maldivas, Vietnam, India…

¿Y qué tal se vive en Bahréin?

Es el país más pobre de los del Golfo, pero es muy abierto. Tenemos tiendas que venden sin reparos toda clase de alcoholes, hay prostitución sin disimulo… Las mujeres pueden conducir, y vestir al modo occidental…

¿Qué le sorprendió más al llegar?

Lo poco que pinta la mujer en el ámbito público. Y que haya gente en pueblos pobres del interior ¡que nunca ha visto el mar! Bahréin es una isla pequeña… Eso sí, está unida al continente por varios puentes…

¿Qué tal es su casa allí?

¡Vivo en un lugar maravilloso! Es una casa en un barrio de una isla artificial, Amwaj Island, unida a Bahréin por un puente. Es la primera de varias islas artificiales proyectadas en Bahréin. Delante de casa tengo la playa, el mar…

¿Quiénes son sus vecinos?

Parejas jóvenes de varias nacionalidades en las que alguno de los dos trabaja en una multinacional… A veces oigo unas conversaciones de otras madres que…

¿Qué conversaciones?

Hablan del servicio, de sus nannys… Y no me gusta cómo las tratan. En esos países es muy barato tener a tiempo completo a una nanny… De hecho, las familias ricas locales contratan una nueva nanny para cada bebé que les nace. Yo no tengo, no me gusta convivir con alguien que no sea de la familia…

¿Alguna otra curiosidad?

Todos tienen coches potentes ¡y chófer! Y nunca hasta ahora tuve sensación de inseguridad, es un país muy tranquilo…

¿Hay muchas multinacionales?

Sí, es un paraíso fiscal… Eso atrae a sedes de empresas, bancos, y trabajan abogados, ingenieros… Hay más empresas que en Dubái. Tratan bien a la gente… Es un país que ha pasado rápido del camello al Ferrari…

¿Qué es lo que menos le ha gustado?

La policía. No son personas del país: son mercenarios llegados de Sudán, Pakistán, Bangladesh… Me ha asqueado cómo actúan: desalojaron de madrugada y de muy mala manera una plaza de manifestantes en la que había madres y niños durmiendo…

¿Alguna otra escena?

Los médicos de los hospitales se manifestaron para que los policías dejasen circular las ambulancias que llevaban a los heridos…

¿Qué cree que pasará ahora?

La importancia geoestratégica de Bahréin es demasiado grande. Por eso fue colonia británica, por eso es una base naval norteamericana… ¡El rey y su hijo negociarán para dar más juego a los chiíes en el futuro!

¿Cuáles son las últimas noticias?

Que el rey ha aceptado dialogar con líderes opositores que tenía encarcelados.

¿Qué está pidiendo la oposición?

Apartar al primer ministro, con el que parece que hay problemas… Y alcanzar una monarquía parlamentaria como la española.

¿Tiene ganas de volver?

Mi casa está aquí y allí: ahora ayudaré un tiempo al estudio de mi marido desde aquí. Pero si tenemos que irnos a Tokio o a donde sea…, ¡vamos! Las niñas también aprenden muchas más cosas que aquí…

¿Algún consejo si voy a Bahréin?

He descubierto que si digo que soy de Barcelona, me dejan colarme, me abren todas las puertas y ventanillas: ¡allí sienten una devoción ferviente por el Barça!

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s