PAJA CIENTIFICA


Miércoles, 25 de mayo 2011

Una periodista analiza su orgasmo ‘por la ciencia’

Kayt Sukel participó en un estudio para analizar la influencia de esta sensación en la disminución de la percepción del dolor

Ciencia | 24/05/2011

“Todo por la ciencia”, debió pensar la periodista Kayt Sukel, de la revista científica New Scientist, cuando se ofreció a escribir un artículo sobre como reacciona el cerebro femeninocuando llega al orgasmo siendo ella el conejillo de indias.

El estudio se llevó a cabo en la Rutgers University de Newark, en Nueva Jersey, con la finalidad de detectar el flujo sanguíneo en el cerebro de Sukel cuando alcanzara el orgasmo y la influencia de esta sensación en la disminución de la percepción del dolor.

La periodista fue introducida en un escáner de resonancia magnética cubierta con una sábana y con la cabeza amarrada a la camilla, hasta aquí todo bastante corriente. Lo inusual ocurrió luego, cuando los investigadores le indicaron que debía tocarse el clítoris durante tres minutos con el dedo índice y luego, como relata la propia periodista, “Imaginar a mi dedo índice haciendo la misma labor por los siguientes tres minutos”. Entre otras indicaciones los científicos le pidieron también que incluya ejercicios Kegel (contracciones de músculos en la parte inferior de la pelvis). Finalmente, Sukel indicó alzando la mano que había llegado al orgasmo.

Durante todo el proceso de estimulación, aproximadamente 30 áreas del cerebro se activaron, incluidas las que están relacionadas con el tacto, la memoria, la sensación de recompensa e incluso del dolor.

El objetivo del estudio era determinar la relación entre el clímax femenino y la activación lacorteza prefrontal. Según el equipo científico existe una relación entre la actividad de esta zona y el orgasmo de las mujeres, incluso los que son alcanzados a través de la imaginación.

La estimulación física activó más partes del cerebro de Sukel que la imaginación o la que se consiguió a través de los ejercicios Kegel, pero en estos últimos casos se consiguió mayor actividad en la corteza frontal.

Los científicos también estiman que el orgasmo es un potente analgésico y que los estudios de activación cerebral de las áreas relacionadas al clímax podrían dar luces sobre nuevas formas de manejar el dolor.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s