POR LA ESCUADRA


 

Esto es una revolución

El Barça es un referente que obligará a revisar muchos criterios

01/06/2011

Enric Bañeres

ENRIC BAÑERES

El barcelonismo se renueva, engancha y entusiasma desde la cuna: cada vez son más los niños, incluso bebés, paseados con orgullo de padres y abuelos, embutidos en la camiseta del Barça. En los masivos festejos por los trofeos conseguidos –cada vez más habituales–, apenas aparecen adultos, diluidos en una marea de jóvenes, adolescentes y chavalines de ambos sexos. Sigue siendo un club transversal e intergeneracional, pero ¡qué diferencia con aquellas fotos en blanco y negro en que el Barça era recibido por señores serios, maduros, con sus cuellos almidonados y sombreros de fieltro! ¿Cómo no iban a ser gafes, si parecía que iban a un funeral más que a una celebración?

Los nietos de aquellos varones (porque las mujeres parecían no existir) no han esperado a ser respetables padres de familia para hacer una exhibición desinhibida de pasión hacia sus colores. Y no son oportunistas que se suben al carro del ganador sino que se sienten identificados con el estilo de juego, practicado por unos jugadores que se ven tan próximos, tan de casa de toda la vida, y es el modelo de club, histórico pero puesto al día, lo que atrae y crea fascinación.

Para empezar, el equipo tiene una patente de juego imposible de copiar ni siguiendo el manual del buen entrenador. Varios jugadores que formaron en el dream team y bebieron en las mismas fuentes doctrinales de Pep Guardiola, como Koeman, Stoichkov, Laudrup, Eusebio y Bakero, han entrenado a diferentes equipos en los que han procurado implantar un estilo espectacular, atrevido y vistoso lo más parecido al del Barça. No siempre les acompañó la suerte porque para inculcar en una plantilla el estilo azulgrana se precisaría de un núcleo de jugadores formados en esa cultura. ¿Por qué el equipo que despliega el fútbol más parecido al Barça, y además con éxito, es la selección española? Porque Vicente del Bosque acertó al renunciar a hacer un fútbol de autor y adoptó el copyright azulgrana, además de resistir a las presiones para convocar a futbolistas que habrían tergiversado su propósito.

El Barça también ha roto moldes al impulsar un perfil de futbolista que choca con la imagen convencional de los jugadores de primer nivel. No es tan lejano el debate que abría Frank Rijkaard cuando alineaba juntos a Deco, Iniesta y Xavi, los bajitos, contra la opinión de quienes sosteníamos que en el medio campo hacía falta jugadores musculados y que aportaranequilibrio, un eufemismo caído en desuso. Pues bien, lo que ahora nadie cuestiona es el talento de los jugadores livianos, como aquellos y Messi, Alves o Pedro, idóneos para un juego colectivo que antepone la sutileza al fregado. Yo creo que estamos ante una revolución del fútbol mundial porque los directores técnicos y cazatalentos de la mayoría de equipos, van a tener que regirse por criterios distintos a los que han aplicado hasta ahora. El éxito del Barcelona B en su categoría, pero sobre todo en su labor de gestación de los futuros titulares del Barça, también refuerza la vía abierta en la Masia.

El éxito reiterado del modelo azulgrana en títulos es un fenómeno que no puede dejar indiferentes a los grandes del fútbol. Porque, al margen de los equipos que buscan el premio inmediato a base de comprar técnicos y futbolistas reventando precios, hay muchos clubs en todo el mundo que necesitan referentes a los que parecerse. Hasta los opulentos jeques se van a percatar de que ni se compra ni se vende el fútbol verdadero. El Barça actual está llamado a ser el nuevo referente en la historia del fútbol, como en su día lo fueron el Ajax de Amsterdam y el Bayern de Munich, que revolucionaron el concepto del juego colectivo. Este Barça es el eslabón siguiente del fútbol total: el fútbol absoluto, integral, casi perfecto.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s