Osos y camellos


Osos y camellos


John CarlinJOHN CARLIN

“¿El Papa es católico?” o “¿Los osos cagan en el bosque?” son frases que la gente suelta aquí en Inglaterra cuando la respuesta a una pregunta es tan obvia que es ridículo haberla hecho. Como por ejemplo, ¿hubo violencia durante la payasada catalana de octubre del 2017? o ¿Qatar obtuvo la sede del Mundial del 2022 de manera limpia y transparente?

Michel Platini fue detenido ayer en el marco de la investigación sobre si hubo corrupción en el proceso que acabó con la decisión de la FIFA de celebrar el próximo Mundial en el desierto, en la época más calurosa del año, en un país diminuto de limitada tradición futbolística cuya ciudadanía cabría toda en el Camp Nou, el Bernabeu, Old Trafford más el estadio del Rayo Vallecano. Si Platini, expresidente de la UEFA y excrack francés, ofrecerá información de utilidad a los investigadores, ya veremos.

Lo que podemos afirmar sin la más mínima necesidad de ayuda judicial o policial, o sin que entren en juego ni Sherlock Holmes ni Torrente, es que los organismos que dirigen el fútbol internacional han demostrado un permanente desdén por la ley durante décadas, un desdén que se extendió hacia la totalidad de nosotros, los inocentes del mundo futbolero, cuando el comité ejecutivo de la FIFA votó en el 2010 a favor de celebrar el Mundial 2022 en Qatar, la decisión más burlona y más manifiestamente corrupta que se ha tomado en la historia del deporte.

Esto no implica necesariamente una condena al fútbol qatarí. Por un lado, los jeques no han hecho más que adaptarse a las leyes del juego impuestas por el brasileño Joao Havelange cuando asumió la presidencia de la FIFA en 1974. Habrán soltado más dinero que los sudafricanos cuando obtuvieron el Mundial del 2010, pero el principio es el mismo. Por otro lado, que el país más rico per cápita del mundo invierta una pequeña porción de sus gasdólares en fomentar el deporte local e internacional con, según entiendo, excelentes centros de formación, me parece bien; que le den a Xavi Hernández y a Raúl González la oportunidad de contribuir algo a la evolución del fútbol árabe y al mismo tiempo ayudarles a que se sigan forrando en el otoño de sus carreras, sin problemas. Ellos dos, en particular, se lo merecen todo y más.

Pero, por favor, que no nos sigan tomando el pelo diciendo que Qatar se mereció la sede del Mundial cuando la temperatura allá en junio puede superar los 50 grados; cuando sus rivales para el año 2022 eran España, Portugal, Inglaterra, Estados Unidos y Australia; cuando el equipo técnico que la FIFA envió para inspeccionar las seis sedes candidatas redactó un informe en el que dijo que Qatar era, con diferencia, la peor opción.

Igual de absurdo hubiera sido votar por celebrar el Mundial en diciembre en Alaska. Una pizca de lógica se impuso cuando se decidió por fin que diciembre sería el mes en el que se haría el torneo en Qatar. No creo que nos haga mucha gracia a los futboleros de verdad que se interrumpa durante un mes el asunto serio de las ligas europeas para dejar paso al circo mundialista, pero al menos los jugadores de los países nórdicos no se morirán todos de calor.

Yo he estado en Qatar a fin de año y la temperatura es agradable. No dudo que los nuevos estadios construidos gracias al sacrificio de obreros del hermano país musulmán de Bangladesh sean magníficos. Pero lo justo sería que estuvieran vacíos durante el Mundial. Que no vaya nadie de fuera de Qatar. Que por dignidad y por repulsa a la FIFA los futboleros del mundo digamos basta ya y ni siquiera veamos el torneo en televisión. ¿Qué tal si desde aquí, la capital futbolística de Barcelona, iniciamos una campaña llamada #boicotaqatar22? Porque todos sabemos lo que pasó, sin necesidad de que interroguen ni a Platini ni a nadie. ¿Hubo corrupción en la atribución del Mundial 2022 a Qatar? Es lo mismo que preguntar si el emir de Qatar es suní o si los camellos cagan en el desierto.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s