Detenen la meitat del cos de la Guàrdia Civil


 


Detenen la meitat del cos de la Guàrdia Civil d’un poble de Sevilla per narcotràfic

Entre els detinguts hi ha quatre dels vuit agents de la comandància de la Guàrdia Civil de la localitat d’Isla Mayor, un d’ells sergent.

Redacció 04 Gen 2017 – 10.57

<?XML:NAMESPACE PREFIX = “[default] http://www.w3.org/2000/svg” NS = “http://www.w3.org/2000/svg” />0

Embarcació pneumàtica confiscada dins l'operació

Embarcació pneumàtica confiscada dins l’operació

Un sergent i tres agents del cos formaven part d’una organització que introduïa droga pel riu Guadalquivir amb embarcacions pneumàtiques, segons la Guàrdia Civil. En aquesta organització, com a mínim, hi participaven dues persones més alienes al cos. S’han confiscat 50 fardells d’haixix, diners en metàl·lic i diversos vehicles de motor, alguns d’ells robats.

Als sis detinguts se’ls acusa de delictes d’organització criminal, tràfic de drogues, omissió del deure de perseguir delictes, revelació de secrets i delictes contra el patrimoni.

Aquesta operació, que continua oberta, forma part de les investigacions que es duen a terme a les províncies de Sevilla i Zamora i que han estat declarades secretes pel Jutjat Central d’Instrucció 3 de l’Audiència Nacional.

El Gobierno en el tablero del proceso penal


 

ELPIDIO JOSÉ SILVA Author Img EX MAGISTRADO

08/12/2016

En el proceso penal de nuestra tibia democracia se ha mermado el papel de la judicatura, frente a la posición del Ministerio Fiscal. No es algo visible tras una atenta lectura de la legislación aplicable. Hablo de un paradigma que se ha ido implantando silenciosamente en los juzgados de instrucción españoles. Esta dinámica engarza con la lógica del bipartidismo, edificado sobre la desproporcionada hegemonía del poder ejecutivo nacido tras la Constitución del 78.

En nuestros juzgados de instrucción, a diario, la ley procesal sufre incumplimientos previsibles y mayoritariamente aceptados por los profesionales del Derecho. En variadas situaciones diríase que la conducta obligada es infringir la norma. Fiscalía, por ejemplo, casi nunca presencia las diligencias que se practican durante la instrucción del proceso. Al fin y al cabo, esto podría comprenderse como resultado del cúmulo de trabajo que soporta. Sin embargo, tal disculpa -válida para el funcionario- no evita que finalmente la institución se comporte de una forma inexplicable, incoherente e impropia de como, en su globalidad, debe concebirse un Estado de Derecho.

Carece de sentido que los protagonistas de la acusación pública, con una influencia procesal que va más allá de lo puramente técnico, puedan ejercer tan relevante competencia sin haber oído o interrogado a los testigos, ni tampoco a los peritos, ni a la policía, ni tan siquiera al investigado, al querellante o a la víctima. Se trata de una desmedida supremacía; un eco del poder ejecutivo en el proceso. Sin necesidad de aparecer por los juzgados de instrucción, el Ministerio fiscal controla a distancia el mazo principal de la acusación penal. Es muy deslegitimador para un Estado no dotar de mayores medios personales al Ministerio público y, a cambio, concederle un poder tan enorme e incoherente. No le quepa duda. Si algún juez se negase a practicar diligencias por no hallarse presente fiscalía (art. 306 Lecrim, párrafo 3º), de persistir en ese proceder, de un modo u otro es muy posible que acabase sancionado. Estos equilibrios inconfesables de nuestra práctica judicial ahondan en una suerte de “ilegalidad institucionalizada”.

No cabe bondad de ninguna reforma procesal sin garantizar la separación de poderes; es decir, la autonomía y los equilibrios indispensables entre el gobierno, la judicatura y el Ministerio fiscal. Servirá a lo sumo de argumento electoral, pero correrá el peligro de ser incumplida diariamente. Así ha sucedido con la denominada “ley de punto final”. Hace menos de un año que se impusieron plazos máximos para instruir un caso. Sin embargo, la práctica judicial consiste en calificar el asunto como “complejo”. De este modo, casi siempre se prorrogará la investigación consiguiendo que se dilate como de costumbre en España. Se actúa bajo esta concepción: No se incumple la ley, sino el error legislativo grave de quien no sabe o no quiere saber lo que está regulando. Es duro admitir este sistema inmunitario de nuestros usos judiciales, pero cabe justificarlos como una forma más de supervivencia frente a leyes absurdas por inaplicables.

Imaginemos que a la persona afectada por una causa penal se le ocurre que es necesario acudir al juez o jueza que instruye el asunto. Querría expresarle algo que considera relevante para sus derechos en juego. De entrada, a la vista de nuestra madurez institucional, acaso no espere ser atendida. Una vez que se documente y descubra que la autoridad judicial “debe” recibirla, quizá dude sobre su interpretación correcta de la ley. Después de haberse personado varias veces en el juzgado sin éxito, a lo mejor algún abogado le aclara cuál es nuestra práctica judicial. Al ser consciente la persona afectada de su estéril expectativa, repudiará a un poder del Estado que de tal forma la menosprecia. Casi seguro acabará pensando que este desbarajuste lo montan jueces y fiscales, aunque la gran tramoya en realidad se gesta y alimenta desde el poder ejecutivo, década tras década, fomentando la orfandad de la justicia. La penosa carencia de medios personales permite, en muchas ciudades españolas, que un solo juzgado deba asumir miles de causas al año, sin perjuicio de las que vayan quedando rezagadas. Bastarían varias semanas de cumplimiento riguroso de la ley procesal: El atasco sería tanto o más escandaloso que el incumplimiento de la norma.

Ya le va bien al ejecutivo. Cuando algún miembro del gobierno delinca, quienes deban investigarle no gozarán de la legitimación indispensable. Sobre las personas que soportan esta situación, sin oposición ni denuncia, gravita una severa decepción ciudadana, que no siempre disminuye por el hecho -comprensible- de que nadie quiere perder su sueldo. Pero la máxima responsabilidad corresponde al poder ejecutivo, al no cambiar tal estado de cosas en una democracia europea del siglo XXI, manteniendo en vigor una ley de nuestro siglo XIX (equivalente al XVIII francés o británico).

Un nuevo proceso penal incapaz de prestigiar la justicia, acercándola a las personas, no habrá resuelto ningún problema de fondo. Estos dos capítulos -la posición de jueces y fiscales en la instrucción, y el acercamiento de la justicia a la gente- son claves para una futura reforma global de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Es imposible concebir ese cambio legislativo en profundidad parcheando una norma del año 1882, cuando Cuba aún era colonia española. O se garantiza la independencia del poder judicial, o mejor será que instruya fiscalía. Ahora bien, si la instrucción se endosase a un Ministerio público dependiente, sería obvia la posibilidad de que el ejecutivo controlase las investigaciones penales. Ya nadie cuestionaría que el Gobierno, a través de su ministro de justicia, tendría al alcance de la mano el cuándo, cómo y contra quien “se ordenan” las pesquisas.

Para garantizar niveles de trabajo asumibles y un ejercicio del poder judicial más eficaz, sin la menor duda, debería incrementarse el gasto público en el apartado de justicia. Ahora bien, hoy no existe el equilibrio de fuerzas políticas adecuado para legislar y dotar el proceso penal propio de un Estado de Derecho “social y democrático”, real y visible en la actividad cotidiana de sus juzgados. Quizá convenga seguir esperando. Será mejor que aprobar otra ley con idénticas taras y que también perdure más de cien años.

Rajoy tem obrir la porta a referèndums si toca la Constitució


 

Rajoy tem obrir la porta a referèndums si toca la Constitució

JUAN MANUEL PRATS

DIMARTS, 29 DE NOVEMBRE DEL 2016

Aquest dimecres el portaveu d’Units Podem, Íñigo Errejón, aprofitarà la sessió de control per preguntar a l’Executiu central quines possibilitats hi ha en aquesta legislatura d’emprendre o no una reforma de la Constitució. L’encarregada de respondre serà la vicepresidenta, ministra de la presidència i d’afers territorials, Soraya Sáenz de Santamaría, la mateixa que 24 hores després compareixerà al Congrés per marcar les que seran les línies principals de la seva política territorial. Catalunya, el futur d’Euskadi i aquesta potencial reforma constitucional seran sens dubte temes clau d’aquesta transcendent cita.
  L’actualització de la Carta Magna és un assumpte que el Govern ha pogut mantenir guardat en un calaix mentre ha disfrutat de la seguretat que li va atorgar, en altres temps, la majoria absoluta. De fet, segueix estirant tant com pot l’argument que encetar «aquest meló» mereix una reflexió prèvia i rigorosa sobre quin és l’objectiu que es vol aconseguir, ja que la majoria de grups parlamentaris desitgen canvis profunds en la llei fonamental, però amb fins ben diferents.
  En tot cas en aquesta legislatura l’Executiu està obligat a seure a jugar la partida. També en aquest terreny. I això, admeten fonts governamentals, espanta en un moment en què el desafiament sobiranista torna a trucar a la porta: a la Moncloa tenen molt present que qualsevol modificació de la llei fonamental, encara que només afecti un article o sigui considerada de caràcter menor, pot comportar que un grup de diputats o senadors puguin forçar un referèndum sobre la qüestió. «I pot passar que aconsegueixin forçar-lo en l’actual conjuntura de majories i que després, políticament, alterin el suposat motiu de la consulta», apunten fonts populars preguntades per aquest diari.

POR A INDEPENDENTISTES / L’article 167.3 de la Constitució vigent assenyala, certament, que «una vegada aprovada la reforma [de la Carta Magna] per les Corts Generals, serà sotmesa a referèndum per a la seva ratificació quan així ho sol·licitin, dins dels quinze dies següents a la seva aprovació, una dècima part dels membres de qualsevol de les Cambres». És a dir, que 35 diputats o 27 senadors serien suficients per aconseguir un referèndum sobre qualsevol canvi en la llei fonamental. I el Partit Popular tem, a més, que es pogués facilitar una coartada als independentistes per celebrar una consulta legal a la qual, segons auguren, poguessin donar la volta sobre el seu contingut original.
  De fet, fonts conservadores admeten a EL PERIÓDICO que aquest va ser un dels temors que es va fer arribar a la delegació negociadora de Ciutadans quan, en els mesos d’estiu, s’estava ultimant el pacte que els dos partits van firmar i que va servir per garantir la investidura de Mariano Rajoy. Concretament quan els taronges van imposar que al text s’hi inclogués «l’eliminació dels aforaments lligats a càrrecs polítics i representants públics», que s’ha de fer a través d’una reforma constitucional. Des del Partit Popular van plantejar si valia la pena córrer certs riscos per a una modificació exprés en els primers mesos quan s’aspirava a una reforma gran al llarg de la legislatura. 

ELS TARONGES INSISTEIXEN / A això l’organització de Rivera hi resta rellevància. I reclama que aquesta reforma es posi sobre la taula en menys de tres mesos, donat que a Espanya estan emparats per aquest dret a l’aforament unes 10.000 persones, molt per sobre de la mitjana europea. El vicesecretari general de C’s, José Manuel Villegas, creu que cap partit seria capaç d’oposar-se a una iniciativa per acabar amb aquesta polèmica figura només pel temor a obrir la porta a les consultes, afegint que si un grup de diputats o senadors ho reclamés «ja no seria una reforma tan exprés» com es desitja, «però es faria».
  En aquesta mateixa línia, el número dos dels taronges tampoc comparteix amb l’Executiu i el PP la idea que els independentistes poguessin utilitzar aquesta via per forçar un referèndum de caràcter independentista. «Ells volen votar la independència, no els aforaments», argumenta.
  En aquestes circumstàncies, és obvi que l’Executiu central ho tindrà complicat per posar fre a alguns dels compromisos que va adquirir amb Ciutadans, també d’índole constitucional, siguin quines siguin les seves pors a efectes col·laterals. Rivera vol la modificació de la llei fonamental per acabar amb aforats com a aperitiu, però exigeix una reforma en profunditat el 2017. El PSOE, a pesar que està més centrat ara a llimar les seves diferències internes també en qüestions de caràcter territorial, anhela la creació d’una subcomissió parlamentària per abordar l’actualització de la Carta Magna en clau federal.

Los 10 agujeros más extraños y asombrosos de la Tierra


 

Son fenómenos geológicos comunes, aunque su belleza les convierte en elementos realmente asombrosos de la naturaleza. Los agujeros de la Tierra pueden ser producto de muy diferentes causas. Desde fenómenos naturales propios de la corteza terrestre, consecuencia de metoritos, causados por corrientes marinas o, incluso, potenciados por la mano del hombre.

Existen centenares de agujeros extraños en nuestro planeta, pero estos son sin duda algunos de los más sorprendentes y extraños.

1. El Gran Agujero Azul

Un deslizamiento de tierra submarina situado a 60 millas de la costa de Belice. El agujero tiene 300 metros de ancho y 125 metros de profundidad. Se formó como una gran cueva de piedra caliza consecuencia de un aumento del nivel del mar. Las especies animales que habitan hace que sea un lugar muy popular para bucear.

agujero-azul

2. Agujeros del Mar Muerto

El mar muerto se está secando a una velocidad de un metro por año, y se cree que los agujeros se han producido por la escasez de agua en la zona. La situación se agrava por la presencia de fábricas de productos químicos a pocos kilómetros.

mar-muerto

3. Mina de Diamantes Mirny

Esta fue la primera mina de diamantes y la más grande de la Unión Soviética. Tiene 525 metros de profundidad y un diámetro superior a 1.200 metros. El tráfico aéreo tuvo que ser restringido en la zona después de incidentes en los que helicópteros fueran aspirados por un flujo de aire.

abandonada mina de diamantes Mir

4. Agujeros de Siberia

Tres agujeros han sido descubiertos recientemente en Siberia. El primero se estima que tiene de 50 a 100 metros de ancho y se ha encontrado un lago en la parte inferior. El segundo tiene unos 15 metros de ancho y el tercero fue descubierto de forma accidental por los pastores de renos.

siberia

5. Agujero Harwood

Está situado en un Parque Nacional de Nueva Zelanda. El agujero tiene una profundidad total de 357 metros y es uno de los muchos socavones que podemos encontrar.

6. Presa de Monticello

Situado en el norte de California, la presa de Monticello es el vertedero más grande del mundo. El agua de la presa traga a un ritmo de 1370 metros cúbicos por segundo. El diámetro del agujero es de 76 metros, y como no puede ser de otra forma, nadar junto a él está prohibido.

presa-monticello

7. Agujero azul de Dean

Está situado en las Bahamas y es un lugar muy turístico para bucear por su gran variedad de especies marinas. También es sede de campeonatos de buceo. Según la leyenda, el agujero fue creado por el diablo y todavía se puede encontrar allí para atrapar a las personas que nadan junto a él.

agujero-dean

8. Mina del cañón Bingham

Es una mina de cobre que se encuentra a 1,2 kilómetros de profundidad y el agujero cuenta con 4 kilómetros de ancho. Es la mayor excavación hecha por el hombre del mundo. También está considerado el agujero más rico y productivo de la Tierra.

mina-bingham

9. El Hoyo Celestial

El agujero se encuentra en la provincia de Hunan, en China. Mide 662 metros de profundidad, 626 metros de largo y 537 de ancho. El deslizamiento de tierra se produjo gradualmente durante 128.000 años y es el más profundo del mundo.

hoyo-celestial

10. Tubería Udachnaya

Es una mina de diamantes en Rusia.Fue descubierto en 1955. Tiene más de 600 metros de profundidad y es considerada la tercera mina más profunda del mundo. La mina tenía reservas estimadas de 225 millones de quilates de diamantes.

udachnaya

Jordi Mercader Periodista. Ada Colau, arma de doble tall @mercajordi L’atractiu polític de l’alcaldessa conviu amb la falta d’un relat consistent i il·lusionant de la ciutat FERRAN SENDRA Ada Colau, arma de doble tall Dimarts, 22 de novembre del 2016 Barcelona es governa en minoria des del 2006 i des d’aleshores cap alcalde ha aconseguit ser reelegit. ¿És el futur que espera Ada Colau? L’alcaldessa passa per un moment delicat: no va poder aprovar el Programa d’Actuació Municipal, ni les ordenances fiscals ni ara el pressupost per al 2017, i té pendent una moció de confiança a més de l’amenaça d’una moció de censura, que ve a ser el mateix. Colau és víctima d’una aritmètica electoral que va configurar un ple laberíntic, convertit en ingovernable per la línia vermella dibuixada en les institucions pels partits independentistes. Paradoxalment, la mateixa geometria que impedeix pactes a favor seu la blinda contra aliances en contra seu. La qüestió, doncs, no és que l’hagin de fer fora de l’alcaldia al gener, sinó que el conflicte polític en el plenari i el soroll mediàtic associat és un obstacle per capitalitzar l’obra de govern. Aquest és el primer pas per perdre unes eleccions, encara que el baròmetre reflecteixi la satisfacció dels barcelonins per la seva gestió. És cert, hi ha una gestió molt d’acord amb els seus plantejaments ideològics, concretada, bàsicament, en la despesa social, que ha augmentat dels 180 milions de l’últim pressupost de Trias als 330 actuals. En l’àmbit de la vivenda, estan canviant la tendència regressiva del parc públic de pisos de lloguer social dels últims anys. A més, han reiniciat la reforma urbana als barris i han posat en marxa el pla del Besòs. Però l’embolic polític ho enfosqueix tot. Les desgràcies no són totes atribuïbles a la composició del ple o al mèrit de l’oposició. Tan veritat és que els seus adversaris no volen pactar amb ells per empènyer-los a l’abisme com que els comuns han demostrat poca habilitat en la negociació. Gerardo Pisarello va al·ludir a un excés de doctrinarisme i tenia raó. També les discrepàncies entre regidors adscrits als diferents partits de BC han ajudat a crear una imatge de falta d’autoritat quan no de competència interna: els dubtes a la superilla, la relliscada amb el tancament del zoo, la crisi del top manta; fins i tot la idea de la remunicipalització de la companyia de l’aigua o la creació d’una funerària pública tenen en comú un punt d’improvisació poc apropiat per guanyar en credibilitat. De totes maneres, res del que passa a l’ajuntament s’entendria sense considerar la personalitat de Colau. Una arma de doble tall. La inestabilitat municipal provocada per l’assetjament de l’oposició s’explica, en part, com un atac preventiu a les expectatives electorals adjudicades a l’alcaldessa en altres àmbits. Per l’altra, el seu indiscutible atractiu polític ofereix a la ciutat una magnífica plataforma de projecció mediàtica, encara que ella, sovint, la inverteix en la seva militància com a activista humanitària i justiciera universal. Potser per dissimular el seu gran dèficit, perquè Colau no disposa encara d’un discurs consistent, emotiu i il·lusionant de Barcelona. Periodista.


“Una reforma constitucional resolvería el encaje catalán”


 

José Manuel García-Margallo

“Una reforma constitucional resolvería el encaje catalán”

  • Exministro de Asuntos Exteriores

“Una reforma constitucional resolvería el encaje catalán”                                                                                                                           García-Margallo, ayer durante un momento de la entrevista (Emilia Gutiérrez)

La reforma que propongo no está pensada principalmente para resolver el encaje de Catalunya en España, pero creo que sí lo resolvería, respetando unos principios básicos: la unidad de España, la igualdad de derechos y obligaciones de los españoles y un entorno de solidaridad.

Entonces ¿la judicialización del conflicto no es la solución?

No, porque el partido no se juega en casa, se juega fuera. Ahí está mi ­amigo Romeva intentando predicar fuera la buena nueva de la secesión, y yo he intentando predicar la ­buena nueva de España. Y en segundo lugar, para que la unidad de España se mantenga debe basarse en la cordialidad, debe ser asumida por el corazón, porque estamos ­discutiendo sobre afectos, es una cuestión emocional, por eso además de aplicar la norma hay que ­hacer una política de aproximación y eso pasa por tener en cuenta los motivos de desafección: la sen­tencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, el tema de la lengua y la cultura, y el sistema de finan­ciación, que es un disparate. Hay que hacer gestos de aproximación, de simpatía, de cariño, para demostrar que no hay nada más falso que eso de que España no nos quiere.

¿Usted intentó hacer esto pese a ser ministro de Exteriores?

He dejado muchas plumas en el camino. Era consciente de que eso iba a ocurrir, pero se convence con la palabra, no con el silencio.

Parece expresarse con amargura por su salida del Gobierno.

Aplico las sagradas escrituras. El Señor me lo dio, el Señor me lo quitó, bendito sea el nombre del Señor. El presidente consideró que podía formar parte de su primer gobierno y ahora considera que es mejor que no forme parte del segundo. No me dio explicaciones para incluirme en el primero, ni se las he pedido para no estar en el segundo. Lo único que tengo es un agradecimiento enorme por haber tenido la oportunidad de representar a España fuera.

Su relación con la vicepresidenta no parece muy amistosa.

No se viene a la política a hacer amigos. El llamado G-8 es un grupo de amigos, no es una logia masónica, ni esto es el comité central del PC de la URSS. Es verdad que en algunos temas no he coincidido con la vicepresidenta, pero es bueno que la sociedad vea que hay distintos puntos de vista. A mí eso me parece extraordinariamente saludable.

Usted propone más política, adelantarse a lo que va a ocurrir, como propone en su libro sobre el Estado de bienestar en Europa.

Con los ejemplos del triunfo de Trump y el Brexit hay que tomarse las cosas en serio y decir: el mundo ha cambiado, tenemos que cambiar de políticas, porque si no, se quedarán obsoletas y no serán, en absoluto, compartidas por la ciudadanía.

¿Cree que el PP está en ese camino, en el de buscar nuevas respuestas?

Va a haber un congreso del PP que debe abordar eso, y el PSOE está también en un proceso de reflexión interna que le debe llevar a la refundación. Los dos partidos harían bien en utilizar una buena parte de sus energías en redefinir un proyecto político que sea atractivo. El PP, como partido de centro, derecha debe también adecuar su mensaje a esos nuevos tiempos, a un electo­rado que tiene miedo, tiene déficit de futuro.

Lo que usted propone es for­talecer el modelo europeo de bienestar, pero Europa va por otro lado.

Los triunfos de Trump y del Brexit responden a ese miedo y es vital garantizar que el Estado de bienestar en Europa forme parte de nuestras señas de identidad, y para mantenerlo hay que hacer un dibujo completo, no basta con resolver piezas sueltas. Por no dar esa respuesta se ha producido el auge de los movimientos populistas de izquierda o derecha, que canalizan la indignación y los miedos que produce la globalización y los sacrificios que ha habido que soportar por la crisis financiera.

Otra economía


 

Rosell, empleo y mujeres…caspa y cinismo

06Nov 2016

Afirma Juan Rosell, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, que la incorporación de la mujer al mercado de trabajo es un problema, pues “¿cómo crear empleo para todos?”. Como si el legítimo derecho de las mujeres a tener un puesto de trabajo fuera una de las causas del elevado nivel de desempleo de nuestra economía (una quinta parte de la población activa).

Para el jefe de la patronal, la culpa del desempleo la tienen los trabajadores que -¡joder, qué pretenciosos!- quieren trabajar. Una cantinela parecida a la que sostiene la economía convencional, cuando afirma que hay desempleo porque los salarios no son lo suficientemente bajos, pues si lo fueran todo el que quisiera trabajar encontraría un empleo; nada importa para los que argumentan en estas claves constatar que las retribuciones de los trabajadores han retrocedido de manera sustancial sin que ello haya mejorado el balance ocupacional.

¿Y qué decir de la valoración de este personaje sobre el empleo de las mujeres? Uno de los colectivos más castigados por la crisis y que sufre una evidente discriminación en el mercado laboral, al que se destinan buena parte de los contratos basura. Un colectivo que sostiene la economía de los cuidados, un trabajo realizado extramuros del mercado, formidable en número de horas, no reconocido, invisible, no remunerado, sin el cual el capitalismo y las empresas que representa Rosell no podrían sobrevivir.

Una actividad que, como consecuencia de la división sexual del trabajo y del patriarcado imperante, recae mayoritariamente sobre las mujeres. Nada de esto le importa ni le preocupa a Rosell, que se limita a decir que no hay empleo para todos y todas.

Para crear empleo, es necesaria otra política económica radicalmente distinta de la que ha impulsado e impuesto esta patronal y el gobierno del Partido Popular. Alargar la jornada de trabajo, disminuir los salarios y reducir el gasto público, social y productivo, destruye, en lugar de crear, puestos de trabajo; instalarse en el casino financiero y no pagar impuestos, práctica habitual de las grandes corporaciones, destruye empleo; cargarse la negociación colectiva, con una de las reformas laborales más regresivas de Europa, también penaliza la generación de puestos de trabajo.

Sí, hay un potencial de empleo enorme en nuestro país, en la economía social y cooperativa, en los cuidados, financiada con recursos públicos, en la educación, en la sostenibilidad, en la negociación colectiva, en el crecimiento de los salarios, en la modernización de nuestro tejido productivo. Pero tenemos un problema y ese problema se llama Juan Rosell y la CEOE.

La credibilitat del PSOE


 

MÀRIUS SERRA Author Img ESCRITOR Y ENIGMISTA

 

La revista Science va publicar un estudi sobre els taurons de Grenlàndia fet per un equip d’investigadors de la Universitat de Copenhaguen. Una de les conclu­sions més espectaculars és que poden viure prop de quatre segles. Antonio Cerrillo se’n feia ressò la setmana passada aquí a La Vanguardia en un extens article il·lustrat amb un seguit d’animals longeus. Tot i que també parlava de cloïsses que poden ultrapassar els cinc-cents anys, els casos més cridaners eren els dels taurons tetracentenaris, les balenes bicentenàries i les tortugues que passaven del segle i mig. En teoria, la longevitat creix de manera inversament proporcional a la despesa d’energia. Els taurons estudiats viuen a temperatures molt baixes i les tortugues es poden permetre fer les coses molt a poc a poc perquè estan protegides per una closca molt dura. L’any 2006, quan començava a prendre notes per a la novel·la que he acabat situant a Hawaii, va sortir als diaris la mort d’una tortuga anomenada Harriet que havia capturat Charles Darwin el 1830. La Harriet havia finat al zoològic australià de Queensland als 176 anys! La seva història em va portar a la d’una altra iaia amb closca anomenada Tu’i Malila, una tortuga radiada de Madagascar capturada el 1777 per uns exploradors britànics. El seu capità, l’ínclit James Cook, va decidir regalar-la a la família reial de Tonga, i quan l’any 1953 la reina Elisabet II va visitar Tonga, la tortuga encara hi era. De fet, li van presentar Tu’i Malila com a testimoni viu de la visita de Cook. Els responsables del Centre Nacional Tonguià de l’illa de Tongatapu asseguren que Tu’i Malila va morir el 19 de maig del 1965 per causes naturals, a una edat estimada de 188 anys.

Doncs si hi ha membres del regne animal que ens sobrepassen, en el regne vegetal n’hi ha que ja escapen completament a la nostra comprensió. L’article citat reproduïa un tipus de pi longeu ( Pinus longaeva), el situava a Utah, Nevada i l’est de Califòrnia, i li adjudicava una edat estimada de 4.800 anys. Matusalèmic, però superable, segons comprovo als retalls que conservo d’un altre arbre que va saltar a la premsa l’any 2008: una pícea noruega ( Picea abies) descoberta a la província sueca de Dalarna. Els cinc metres d’arbre que constitueixen la seva part visible poden viure uns centenars d’anys, però van datar l’antiguitat del sistema d’arrels per la tècnica del radiocarboni i van descobrir que creixia des de fa 9.550 anys. Segons els científics, el secret és la seva capacitat per clonar-se, de manera que quan el tronc de la pícea arriba al final de la seva vida, sorgeixen nous brots de les reserves de la mateixa arrel, i això passa aproximadament cada 600 anys. Més o menys el que trigarà a rebrotar la credibilitat del PSOE.

EL DILEMA SOCIALISTA


 

EL DILEMA SOCIALISTA

Josep Borrell

JOSEP BORRELL

Expresident del Parlament Europeu

Decisió i representació

Al PSOE ens ha faltat una discussió oberta, sincera, lleial i compromesa per escollir la millor de les opcions possibles

Decisió i representació

JOSÉ LUIS ROCA

DILLUNS, 24 D’OCTUBRE DEL 2016 – 18:50 CEST

Per arribar on hem arribat, hauira sigut millor una abstenció negociada per facilitar un govern minoritari del PP, exigint-li mesures de tipus econòmic, social i institucional, incloent-hi una ponència de reforma constitucional.

Però els socialistes no hem tingut una estratègia clara i assumida pel conjunt de l’organització. Ha faltat una discussió oberta, sincera, lleial i compromesa per escollir la millor de les opcions possibles. Ara, després del Comitè Federal del 23 d’octubre passat, el PSOE facilitarà amb la seva abstenció la formació d’un nou govern presidit per Rajoy, a canvi de res. Però en el camí s’ha creat una divisió en el si del partit, una fractura entre la militància i els dirigents, i el desconcert dels electors.

Serveix de poc plorar sobre la llet vessada. Però cal extreure lliçons del que ha passat i evitar mals pitjors. Començant per respectar la posició de cada membre del Comitè Federal sense demonitzar les seves preferències per l’abstenció o noves eleccions, que és el dilema al qual s’havia reduït el trilema original, ja que la possibilitat de formar un govern alternatiu s’ha esfumat, si és que alguna vegada va existir.

DIRECTA VERSUS REPRESENTATIVA

S’han plantejat moltes qüestions que reflecteixen la complexitat de la política del nostre temps. ¿Quin és el paper de la democràcia directa versus la representativa? ¿S’hauria hagut de consultar als 175.000 militants la decisió de fer un gir de 180 graus en la investidura d’un nou govern de Rajoy? Jo crec que sí. La comissió gestora i molts destacats militants creuen que seria contrari a la ‘cultura’ del PSOE i símptoma de perillosa ‘podemització’. Però, des de la seva creació fins a la guerra civil en el PSOE de Pablo Iglesias, la participació directa dels militants en les decisions importants i, en especial, en la política d’aliances era la norma. Aquestes aliances, aspecte fonamental de la política socialista al segle XIX i el primer terç del XX, van ser sotmeses al vot directe dels militants. Normal, em deien alguns, el PSOE de l’època era un partit assembleari com tot el moviment obrer. Però assembleari no és el mateix que participatiu per vot directe en agrupacions i federacions. No hi tenen res a veure la tradició anarquista, comunista i socialista que llavors pugnaven per vertebrar els moviments obrers. En el nostre temps, l’SPD alemany va sotmetre l’acord de govern de coalició amb la CDU de Merkel al vot de tots els militants. ¿També l’SPD està afectat pel virus ‘podemita’?

La democràcia representativa
requereix que els seus representants siguin representatius. Si decideixen de forma independent, és despotisme

No estic per unademocràcia plebiscitària permanent i crec que la delegació deliberativa és fonamental perquè la gestió dels assumptes públics requereix coneixements i dedicació que no estan a l’abast de tots els ciutadans. Però la democràcia representativa requereix que els representants siguin representatius. Si no ho són, i decideixen independentment del que resulti dels debats que amb els seus representats hagin mantingut, estem parlant de despotisme il·lustrat o de despotisme a seques.

PER INTERÈS NACIONAL

Una altra qüestió és com s’aplica l’abstenció decidida pel Comitè Federal. Si es tracta de facilitar el govern de Rajoy sense res a canvi i perquè no hi ha cap més remei, s’hauria de prestar el servei mínim. Per visualitzar que només es fa per interès nacional i sense gens de ganes de fer-ho, s’haurien d’abstenir tan sols el nombe mínim de diputats. S’evitaria així que alguns haguessin de violentar les seves posicions anteriors, quan van votar contra la investidura de Rajoy. I es mostraria la capacitat que té el socialisme espanyol d’entendreuna posició diferent del PSC en un tema que revesteix especial importància en el dilema polític català, com bé va explicar Miquel Iceta.

El reglament del grup parlamentari permet un vot per raons de consciència. Si aquesta norma existeix, em pregunto quina ocasió seria millor que aquesta per aplicar-la. No comparteixo que tan sols sigui aplicable per a qüestions de “moralitat personal”. ¿On comença i acaba aquest concepte? ¿S’aplica només a temes com el de l’avortament? ¿No val per a qüestions que tenen a veure amb això que es denomina l’ètica de la convicció?

De nou a l’SPD, malgrat haver sigut aprovat en referèndum pels militants per àmplia majoria, una trentena de diputats van votar en contra per discrepar d’aquell acord. En la situació a què s’ha arribat, s’haurien d’evitar posicions que reflecteixen una cohesió només de façana. Seria el millor camí per recuperar la unitat d’acció perduda.

El desvergonzado partidismo y sectarismo de ‘El País’


Dominio público

Opinión a fondo

El desvergonzado partidismo y sectarismo de ‘El País’

20Oct 2016

Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

Bajo la dirección de Antonio Caño, que fue en su día el corresponsal de El País en EEUU (ver mi artículo “El sesgo profundamente derechista de Antonio Caño, el nuevo director de El País”, Público, 24.02.14), el diario ha alcanzado unos niveles de partidismo derechista que no tienen nada que envidiar al partidismo exagerado que muestran rotativos como La Razón y el ABC, periódicos que representan muy bien la escasa calidad y manipulación que caracterizan a la derecha española (que en el espectro político actual en la Unión Europea correspondería a la ultraderecha). Ni que decir tiene que hay columnistas y colaboradores de gran valía en tal periódico, con orientación progresista. Pero, además de ser una pequeña minoría entre los colaboradores y articulistas de este medio, ahora guardan un silencio ensordecedor frente a dicho sectarismo, y falta de profesionalidad, lo que parece reflejar un temor a la disidencia en un ambiente profesional con escasísima diversidad intelectual donde se excluyen sistemáticamente posturas críticas con sensibilidad de izquierdas. El “anti-izquierdismo” de El País alcanza niveles semejantes al del Daily Telegraph en el Reino Unido, o al del Wall Street Journal en EEUU. Con su abusiva manipulación y vulgar estilo (generalizado en la cultura de mala leche que caracteriza a la derecha en este país), intenta destruir a aquel a quien El País considera que es su adversario (mejor dicho, y tal como lo proyecta tal rotativo, su enemigo). Permítanme varios ejemplos.

La excesiva utilización y manipulación de un inexistente antiamericanismo

El columnista Xavier Vidal-Folch, que escribe frecuentemente sobre temas económicos, firmó un artículo (“Última oportunidad”, El País, 26.09.16) a favor del Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la UE en el que definió a los que se oponían a dicho tratado como “antiamericanos” (con lo cual quería decir antiestadounidenses, pues la mayoría de americanos viven en el sur y centro de las Américas, no en el norte), acompañando predeciblemente esta definición con toda una serie de insultos y sarcasmos que, por desgracia, son costumbre en este columnista (al cual, por cierto, solía leer en tiempos pasados, pero lo hago con menos frecuencia desde que su estilo y narrativa han cambiado bajo la nueva dirección del diario). Según tal definición de “antiamericanismo”, nos encontramos con que la mayoría del pueblo estadounidense, así como la mayoría de sindicatos de EEUU, además de los dos candidatos a la presidencia de EEUU, el Sr. Trump, candidato del Partido Republicano, y la Sra. Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata, son, todos ellos, “antiamericanos”, pues todos ellos están en contra de tal tratado (la Sra. Clinton pasó de apoyarlo cuando fue Secretaria de Estado -equivalente a Ministro de Asuntos Exteriores- del gobierno Obama, a distanciarse ahora durante la campaña electoral). Lo que este articulista está haciendo es lo que siempre han hecho las derechas de cualquier país, confundiendo al Estado con el país. De ahí que definan a los movimientos (por regla general de izquierdas) que se oponen a las políticas públicas promovidasy/o llevadas a cabo por el gobierno federal de EEUU como antiestadounidenses, aun cuando muchas de tales políticas públicas cuenten también con la oposición y desaprobación de la mayoría de la ciudadanía estadounidense.

En realidad, el desconocimiento de EEUU de tal columnista es sorprendente. En otro artículo reciente, “Nostalgia de Obama” (17.10.16), en alabanza del Presidente de EEUU indicaba que uno de sus méritos había sido poner fin “al militarismo imperial de Cuba” (cita directa del artículo), afirmación que se espera de los Eduardo Inda de este país, pero que considero lamentable leer en las páginas de El País. Cualquier observador, mínimamente objetivo, de la política exterior de Cuba, puede ver que su ayuda exterior no es en materia militar, sino en causas humanitarias (ayuda en las regiones del ébola en África, en el huracán en Haití, y en muchos otros lugares del mundo), ayuda que ha sido ejemplar, como es ampliamente reconocido, incluso por el propio Presidente Obama (cuyo Estado federal, por cierto, tiene bases militares por todo el mundo) y por el Secretario de Estado de EEUU, el Sr. Kerry. La cantidad y calidad de tal ayuda, con el compromiso ejemplar de los profesionales sanitarios que participan en ello, ha sido alabada extensamente, incluso por voces conservadoras capaces de ser objetivas.

La demonización de Pedro Sánchez (ahora) y de Pablo Iglesias (siempre)

Este tipo de comportamiento de sectarismo aparece también abusivamente en su cobertura del partido Podemos y de la coalición Unidos Podemos, y que ahora incluye también al hasta hace poco Secretario General del PSOE, el Sr. Pedro Sánchez. Sus reportajes tienen como objetivo no ya criticar, sino destruir a los dirigentes de partidos políticos que son considerados adversarios (perdón, enemigos). Uno de los últimos editoriales de El País sobre Pedro Sánchez (“Salvar al PSOE”, 29.09.16) alcanzaba unos niveles de insulto y sectarismo que se reproducen constantemente, en este rotativo y otros medios del Sr. Juan Luis Cebrián, en la cobertura del Secretario General de Podemos, el Sr. Pablo Iglesias. En aquel editorial se utilizan todo tipo de adjetivos insultantes, acusándole de no haber dimitido (antes de que lo hiciera), por haber sido, supuestamente, responsable de la caída de votos socialistas en Galicia y en el País Vasco. Esta personalización de responsabilidades, exigiendo la dimisión de Sánchez como consecuencia del descenso electoral del PSOE, contrasta con los editoriales que escriben a favor de la Sra. Susana Díaz, Presidenta del Gobierno Andaluz, bajo cuyo mandato el PSOE ha alcanzado el apoyo electoral (en porcentaje de votos) más bajo conocido en Andalucía.

En realidad, este retroceso del PSOE viene ya de muy lejos y se debe a su conversión al neoliberalismo, conversión que fue alentada y apoyada por el propioEl País, uno de los rotativos españoles que ha promovido más intensamente esta ideología neoliberal, cuya aplicación por parte de sucesivos gobiernos españoles (gobierno Zapatero y gobierno Rajoy) ha sido sumamente perjudicial para el bienestar de las clases populares de este país. No es, pues, de extrañar que tales clases hayan ido abandonando su apoyo al PSOE. Las responsabilidades de tal retroceso electoral son muchas, incluyendo las del propio rotativo que sistemáticamente, en su campaña propagandística a favor de las políticas neoliberales promovidas por el establishment financiero-político y mediático europeo, excluye a economistas españoles de sus páginas de opinión que cuestionan la sabiduría convencional neoliberal que el diario promueve.

La mentira y manipulación como táctica del rotativo

Pero, por si el editorial citado anteriormente no fuera poco, el responsable de Opinión de El País, el Sr. José Ignacio Torreblanca (responsable de la exclusión de voces críticas en tal sección), escribió hace unos días un artículo en el que, de nuevo, insulta a aquellos que responsabilizan a los barones del PSOE, incluido Felipe González, de oponerse a la alianza PSOE-Podemos prefiriendo, en su lugar, la continuación del gobierno Rajoy. Torreblanca indica, como dicen los barones, que no hay alternativa posible a Rajoy, pues las izquierdas no suman ahora, ni sumaron en 2015, los escaños suficientes para permitir una alternativa de izquierdas. Concluye, pues, como también concluye el editorial de El País del mismo día, que Sánchez está llevando “al PSOE al abismo por la quimera de querer pactar con un Podemos que no quiere pactar con él (el subrayado es mío) (ver el artículo “Quimeras“, El País, 29.09.16).

Este personaje está mintiendo (y él lo sabe), pues es a todas luces visible y público que Podemos, tanto en 2015 como en 2016, expresó su deseo de pactar con el PSOE. Fueron los barones del PSOE y el propio El País los que no quisieron, y solo permitieron que se abriera esta posibilidad una vez el PSOE pactara primero con Ciudadanos, estableciendo una dinámica que sabían a priori que sería muy difícil para Podemos poder aceptarla. El frente PSOE- Ciudadanos representaba una alianza hostil a la plurinacionalidad de España, defendida por Podemos, cuya estructura casi federal incluye fuerzas claramente opuestas a la visión uninacional de dicho frente. Es más, el pacto entre el PSOE y Ciudadanos mantenía elementos claves del neoliberalismo imperante. Si el PSOE hubiera estado interesado en explorar alternativas, lo lógico es que se hubiera sentado para pactar con Podemos, y no con Ciudadanos; y luego, conjuntamente, explorar alianzas con otros partidos.

Y lo mismo está ocurriendo ahora, en 2016. La diferencia en este momento es que una vez vistas las intenciones reales de Ciudadanos (que siempre incluyó gobernar con el PP), Pedro Sánchez estaba dispuesto a pactar con Unidos Podemos -UP- (lo cual tenía que haber hecho ya en 2015). Y Unidos Podemos había invitado a Pedro Sánchez a explorar una alternativa al gobierno Rajoy liderada por una alianza PSOE-UP. El País y sus portavoces sabían de ello (pues era pública la invitación de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez) y mienten a sabiendas. La alianza PSOE-Unidos Podemos podía haber conseguido el apoyo de los otros partidos que han indicado y expresado su deseo de que desplacen del gobierno al partido gobernante más corrupto de Europa. Pero El País jamás lo permitió. Con una actitud apostólica, digna de la mejor causa, mintió, manipuló, insultó e intentó destruir a los que el Sr. Cebrián considera sus enemigos (a los cuales, además, su diario define como anti España). Y a este comportamiento lo definen como democrático y defensor de la libertad de prensa, todo ello sumamente predecible.

Las manipuladoras encuestas de EL PAÍS

Y semejante manipulación aparece también en las encuestas que periódicamente publica El País, haciendo siempre coincidir sus resultados con los deseados por la dirección del diario, confirmando sus tesis. En realidad, en el artículo que el director de la compañía que realiza las encuestas de El País (el Sr. Toharia) escribió acompañando la publicación de la última encuesta, este dejó cualquier atisbo de objetividad en su descripción de los resultados de la encuesta, saltando ya directamente a proponer los cambios políticos que también proponía la línea editorial, que coincide con la propuesta del aparato y barones (pero no de la militancia) del PSOE, representados, por cierto, por el Sr. Felipe González y el Sr. Rubalcaba, conocidos barones de este partido, que se sientan en el Consejo Editorial de El País (José Juan Toharia,Tocado, pero no hundido”, El País, 16.10.16).

La obsesión enfermiza contra Pablo Iglesias

El País, como la mayoría de medios de información y persuasión españoles, tiene una obsesión enfermiza contra el Secretario General de Podemos, el Sr. Pablo Iglesias, que alcanza dimensiones delirantes en editoriales como el titulado“Iglesias desatado” (18.10.16), en el que se presenta la supuesta batalla entre Errejón (sobre quien El País había mentido indicando que deseaba desbancar a Iglesias como Secretario General) y Pablo Iglesias como si la hubiera ganado este último, habiendo abandonando de forma oportunista la socialdemocracia para convertirse al allendismo. Tengo que admitir que tuve que leer este editorial dos veces, pues me era difícil aceptar que el que escribió tal editorial pudiera ser tan ignorante, pues, por lo visto, desconocía que el gobierno de Unidad Popular (presidido por Allende), al cual tuve el enorme privilegio de asesorar, era socialdemócrata, intentando desarrollar el socialismo a través de la vía democrática, proyecto que el aparato del PSOE (pero no su militancia) habían y continúan abandonando.

Última observación: ¿hasta cuándo este silencio ensordecedor?

Para los que habíamos colaborado hace ya tiempo con El País y teníamos esperanzas de que podría ser un rotativo que rompiera con el enorme conservadurismo de los medios en España, nos entristece que se haya convertido en uno de sus mayores puntales, presentando, editorial tras editorial, y encuesta tras encuesta, el anti-izquierdismo que tipifica a la gran mayoría de los medios, convirtiendo España en una dictadura mediática. Y mientras, nos debemos preguntar ¿Hasta cuándo las voces auténticamente democráticas dentro del rotativo permanecerán calladas? ¿Cuándo romperán su silencio ensordecedor? Ya va siendo hora de que, de la misma manera que hubo periodistas e intelectuales durante la dictadura que protestaron por la manipulación de la prensa y televisión durante aquel régimen, existan ahora voces semejantes que protesten frente a la dictadura mediática que este país está sufriendo.

Una última nota. Las voces críticas, por desgracia, no tienen acceso a los grandes medios. De ahí que tenga que hacer el ruego de que el lector comprometido con la libertad de expresión necesaria pero no existente en este país, distribuya extensamente este artículo. Gracias.